Bodega Santa Cruz de Alpera

La Bodega Santa Cruz de Alpera fue fundada en 1947 por 25 viticultores con el primer objetivo de defender la viabilidad de sus explotaciones vitivinícolas, iniciando esta andadura que nos conduce a la actualidad. Tras más de 60 años de experiencia y con unos viñedos e instalaciones de bodega modernizados , hacemos frente a nuevos retos del futuro. Siempre conservando una identidad de cooperativismo, nuestra bodega ofrece productos singulares debido al cultivo de una variedad única, la Garnacha Tintorera. Con alrededor de 3000 hectáreas cultivadas, más de un tercio en cultivo ecológico, la bodega satisface mercados en varios países.

D.O Almansa

Santa Cruz de Alpera, pertenece a la denominación de origen Almansa. Situada a 100 km. de Alicante y al este de la Denominación de origen La Mancha. Con muchos años de experiencia, cuentan con una larga tradición en la elaboración de vinos tintos. La producción media obtenida oscila entre 17 – 23 millones de kg. de uva, lo cual representa un porcentaje muy alto de la producción total anual de la denominación. Nuestro primer objetivo es mejorar la calidad, desde el viñedo, la elaboración, crianza, hasta el embotellado, pudiendo satisfacer las nuevas tendencias del mercado nacional e internacional. Contamos con novedosa tecnología para la elaboración y crianza de vinos.

En la vendimia 2014 introducimos notables mejoras en el proceso de elaboración del vino destinado a envejecimiento en barrica, adquiriendo una mesa de selección y una despalilladora de muy pequeño rendimiento que trata mejor el fruto en los primeros momentos del proceso. Pero el cambio importante ha sido el empleo de gases en la extracción y fermentación de la uva mediante el empleo de Pulsair, un dispositivo que inyecta aire u otros gases como carbónico o nitrógeno permitiéndonos una manejo de las pieles de la uva más suave y cuidado, sin el empleo de bombas de remontado, el resultado ha sido espectacular, obteniendo vinos más suaves y menos astringentes a la par de un aumento de frutosidad debido a la mejor viabilidad de las levaduras fermentativas.